Territorio Havaianas
Compártelo:

EL RITUAL DEL VERANO PARA TUS PIES: 3, 2, 1… ¡PEDICURA!

Durante el invierno, nuestros pies, esos que soportan el peso de nuestro cuerpo, los que nos arrastran todos los días a la universidad o a la oficina, son los grandes olvidados. A veces por falta de tiempo o porque están ocultos bajo las botas no les prestamos mucha atención hasta que llega el verano y hay que lucirlos.

Con el buen tiempo, nuestros pies piden unas sandalias a gritos y ¡oh dios mío!, necesitan una sesión de belleza intensa para que esas chanclas que nos acabamos de comprar luzcan como se merecen y aguantemos en pie los largos e intensos días y noches de verano.

¿Hacemos la puesta a punto? ¡Déjate seducir y hazte una buena pedicura en casa siguiendo estos pasos!

1.- ¡Pies al agua!

Llena un recipiente con agua templada y deja los pies en remojo durante unos 10 minutos, conseguirás ablandar las durezas. Para una relajación extra, hazte con algunos aceites esenciales y añádelos al agua.

2.- ¡Es hora de cortar!

Ni muy cortas, ni muy cuadradas, siempre hacerlo de forma horizontal. Para conseguir la longitud perfecta toma como referencia el largo de la yema. Dale forma limándolas en una sola dirección y evitarás romper o rayar la uña.

3.- ¡Adiós a las cutículas!

Para ablandar las cutículas aplica un gel especial (aceites o cremas muy hidratantes), déjalo actuar unos minutos y cuando estén blandas, con un palito de naranjo, retíralas con suavidad.

4.- ¡Pieles muertas fuera!

Es hora de exfoliar los pies para dejarlos muy suaves. Elimina todas las durezas con la ayuda de una lima especial. Presta especial atención a los talones.

5.- ¡Hidratación al poder!

Es la clave para mantener los pies a raya durante todo el verano. Hazlo con una crema especial para pies. Y si tienes algo más de tiempo, aquí tienes un truco extra: aplica una buena capa de crema hidratante y ponte unos calcetines. Cuando te los quites tus pies estarán tan suaves como el culito de un bebé.

6.- ¡Prepara la uña!

Es importante retirar el exceso de crema de las uñas antes de aplicar la base para evitar que la uña se debilite y, además, alargará la vida del esmalte. Para mayor comodidad puedes utilizar un separador de dedos.

7.- ¡A todo color!

Ya solo te falta elegir el color que más te guste. Para aplicar 2 capas de esmalte uniformemente, comienza por el centro de la uña, después un lateral y luego el otro. ¿Estás deseando salir ya a la calle para lucir tus “nuevos” pies? Remata con unas gotas secantes y acelerarás el proceso de secado.

8.- ¡Ponte las HAVAIANAS y saca los pies a pasear!

Si has seguido todos los pasos, ya tienes unos pies dignos para lucir en cualquiera de las playas de, por ejemplo… ¿¿Brasil?? Imagina por un momento que tus pies acarician la fina arena de la playa de Copacabana y te contagias del ritmo animado de la ciudad emblemática de Río de Janeiro… ¿No te parece increíble?

Post relacionados