Territorio Havaianas
Compártelo:

¿QUÉ HACE QUE LAS MEJORES PLAYAS DE BRASIL SEAN TAN ESPECIALES?

Una arena resplandeciente, aguas cristalinas, una asombrosa belleza natural… todo ello combinado con un sol que brilla todo el año y un ambiente único y absolutamente mágico.

Brasil y las playas son indisociables, como las Havaianas, las caipiriñas y los cuerpos tostados por el sol. Gracias a su impresionante litoral tropical de 8.000 km, cuna de miles de playas vírgenes e inmaculadas, Brasil es la meca de los amantes del sol.

¿Se pueden clasificar las mejores playas de Brasil? Por supuesto que sí. Si le preguntamos a cualquier brasileño, obtendremos un número incalculable de playas favoritas, desde las abarrotadas orillas de Copacabana hasta las dunas de arena más recónditas del noreste. Pero si lo que buscas son los arenales paradisiacos más ocultos y solitarios y estás de acuerdo en que llegar hasta ellos forma parte de la aventura, te presentamos las cinco playas secretas que sin duda alguna conquistarán incluso a los aficionados más exigentes.

Territorio Havaianas_las mejores playas de Brasil
Praia de Jericoacoara - Ceará
Imagina pequeñas lagunas y aguas cristalinas y poco profundas repletas de las tradicionales barcas de madera de los pescadores de la zona, las jangadas, rodeadas de dunas de arena de 30 metros que cambian de color a lo largo del día. Jeri, como se la conoce cariñosamente, es un pedacito de paraíso en la tierra situado en la costa norte de Ceará, con paisajes exóticos como el arco de piedra de Pedra Furada o un pueblo de pescadores aislado y anclado en el pasado. Tras recorrer los difíciles 15 km de pistas de arena que permiten llegar a este edén recóndito y echarte en una de las hamacas literalmente instaladas en el agua, nunca querrás marcharte. Además, sus tranquilas aguas y sus fuertes vientos la convierten en un paraíso para los amantes del kitesurf, el windsurf y el sandboarding.

Praia do Farol, Arraial do Cabo - Río de Janeiro
Situada en una reserva ecológica a unas dos horas al norte de Río de Janeiro, Praia do Farol es una playa de ensueño. Gracias a sus aguas traslúcidas y a la calidad de su arena blanca y extremadamente fina, el Instituto de investigación espacial de Brasil (INPE) la considera la playa más perfecta del país. Rodeada de pequeñas dunas y con solamente 1 km de largo, la playa crea un acuario natural perfecto para bucear. Para completar la imagen, una higuera centenaria le aporta un encanto aún más especial. Sin embargo, no esperes pasar el día tirado en la arena. El acceso está controlado por la Marina, solo pueden llegar a la playa barcos autorizados y no podrás quedarte más de una hora. Te garantizamos que será una hora inolvidable.

Lopes Mendes, Ilha Grande – Río de Janeiro
El litoral sur de Río de Janeiro está lleno de agradables sorpresas, como Ilha Grande (Isla Grande), conocida como la joya de la Costa Verde. Para llegar a Lopes Mendes, solamente hay que tomar un ferry en el continente, seguido de un trayecto en barco de 40 minutos, un rápido barco taxi y una caminata de unos 20 minutos a través de la selva. La playa, con 2,4 km de una arena que no puede ser más blanca y fina, se sumerge en las aguas cristalinas y poco profundas de un océano verdeazulado. Sin duda alguna, es la más bonita de las 113 impresionantes playas de la isla. Antiguamente habitada por los Caiçara, hoy en día esta playa rodeada de palmeras y almendros se encuentra casi desierta, y merece la pena el esfuerzo.

Praia de Castelhanos, Ilhabela – São Paulo
A solamente 4 horas de coche de la megalópolis de São Paulo, un corto trayecto en barco y un recorrido de 20 km en todoterreno a través de la mata atlántica se encuentra Praia de Castelhanos, uno de los secretos mejor guardados del litoral de São Paulo. Es la más larga de las 43 exuberantes playas de Ilhabela, y para muchos también la más bonita. Ir a Castelhanos es como viajar a través del tiempo. La playa, aislada y muy limpia, es magnífica para dar largos paseos. En el lado izquierdo hay un río que forma un lago, donde empieza la caminata de 30 o 40 minutos que permite llegar a la famosa Cascada del Gato. No olvides llevar bastante repelente contra los mosquitos para ahuyentar a los borrachudos. Es el pequeño precio que hay que pagar para disfrutar de un paisaje sin igual.

Baia do Sancho – Fernando de Noronha, Pernambuco
Si deseas encontrar un paraíso solitario, no busques más. Sería imposible no incluir en esta lista a Baia do Sancho, considerada por TripAdvisor como la mejor playa del mundo. Sancho se encuentra en el archipiélago Fernando de Noronha, a 350 km del continente, y es un remanso de paz y tranquilidad. La playa es un arenal en forma de media luna protegido por una densa vegetación tropical. Para llegar al océano, hay que seguir un sendero y a continuación bajar por una escalera de 50 metros que atraviesa una grieta de la pared rocosa. El agua es tan cristalina que parece que puede tocarse el fondo, aunque esa transparencia es engañosa, ya que en realidad hay una media de 6 metros de profundidad. Nadar o bucear en sus aguas pobladas de peces, tortugas, manadas de delfines y algunos tiburones bien alimentados será una experiencia inolvidable.
Priscilla Goslin